viernes, septiembre 12, 2008

A modo de excusa.

Para no tener que enviarte más lágrimas
embotelladas en cristales de risas
- tan frágiles -
voy a vestir todo este crujir de huesos
de silencio,
y luego hacerlo sol y luego,
mañana repleta de gaviotas que gritan
confundidas por tejados llenos de trampas.

Para que una pena inaudita no te asalte
en ninguna madrugada,
en una de esas que no están los reflejos
- azules y líquidos-
puedo alargar las manos fantasmas,
tratar de alejar el cansancio de tu frente,
vestir de canción lenta cada tic, con su tac,
marcado por el reloj distante de tu cabeza

Para que tu nombre, apenas dibujado en mi herida abierta,
no se borre nunca,
no se vaya,
no se baje de mi carrusel de ilusiones sencillas.

Para no quedarme sin asiento en el vuelo directo a tu cuello
Para no perder el tren que va de mi pecho a tus labios,
de mi amor a tu sueño,
de tu ausencia a mi larga nostalgia.

Para no perderme.
Para no perderte.
Para no perdernos.

Porque llueve y porque lluevo.
Porque hace frío, hambre, tiempo, sueño

Te escribo.
Te quiero.

2 comentarios:

Serenella dijo...

Pienso mucho en ti y en Angie.
En que os echo de menos aunque eso no sea del todo cierto porque siempre estáis en mí. Pienso en cuando hemos podido vernos frente a frente y en cuando (ojala sea pronto) podremos volver a estar así.
Te quiero mucho, mana, aunque no siempre te lo diga vía mail, vía aquí, vía teléfono... solamente no olvides eso.

Watcher dijo...

No se me olvida ^_^
te quiero un puticlub